Jesús

Jesús y las tradiciones

Jesús vivían aferrados a la tradición. Cumplir minuciosamente cada una de las normas era la forma de demostrar su fidelidad a Dios. No eran mala gente. Desde luego que no. Pero se habían quedado fijados en las normas de tal manera que habían olvidado su sentido y significado. más felices, a vivir mejor. Y la ley, hecha para fomentar la libertad, se había convertido en fuente de esclavitud. Jesús les deja bien claro que el hombre no está para servir a la ley sino que la ley y el sábado están hechos para servir al hombre.

Add Comment

Click here to post a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *