Jesús

Jesús y su parábola

Jesús cuenta la parábola. Luego, aparte, se la explica con paciencia a los discípulos. Va punto por punto. Me alegra ver esa paciencia de Jesús. Como alumnos, los discípulos no eran gran cosa. Diría que nunca llegaron a sacar mucho más allá del ‘aprobado’. Pero Jesús no desespera. Tres años estuvo con ellos. Pacientemente. Me encanta pensar que Dios tiene esa paciencia conmigo, con nuestra comunidad, con nuestra Iglesia, con nuestra sociedad. Porque, en caso contrario, estaríamos muertos. Ninguno de nosotros es de ese buen suelo que es capaz de dar el cien por cien. Pero, aun así, estoy seguro de que Dios nos ama.

Add Comment

Click here to post a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *